miércoles, 3 de diciembre de 2008

Mujeres de Penitencia.

Viene siendo habitual año tras año, que aumenten en número las mujeres que acompañan al paso de Cristo de la Hermandad de la Misericordia de Arahal. No lo sé a ciencia cierta, pero puede ser que hasta más de 100 mujeres acompañen la trasera de este paso cada Jueves Santo.
El Santísimo Cristo de la Misericordia, conocido como el Señor de Arahal, es el que más devoción presenta entre la feligresía de este pueblo, aunque no sea la Hermandad que más tirón tenga (tema a tratar en otra ocasión). Como comentaba anteriormente, el número de mujeres tras el paso ha crecido en los últimos años una barbaridad.
Desde el punto de vista más humano, es de alabar la cantidad de mujeres de todas las edades que hacen estación de penitencia, siendo ya la mayoría hermanas de pleno derecho de tal Hermandad.
Desde el punto de vista estético, pueden surgir algunas controversias como que la agrupación musical que acompaña al paso lo sigue de muy lejos y…(aunque la agrupación es una pasada, y tiene un volumen espectacular), que muchos hermanos/as penitentes les gustaría ir igual de cerca que estas hermanas que hacen este tipo de penitencia, etc.
Hace no pocos años surgió este tema en la Hermandad e hicieron que se hicieran hermanas por la problemática que se estaba presentando. Parece ser que esto no es bastante para algunos y creen que habría que dar una solución a que cierto número de hermanas con quien sabe que número de hermano, están tan cerca del paso de cristo. ¿Soluciones?, que vistan túnica, que vayan después del tramo de cruces, que vayan delante de la Cruz de Guía, etc.
Tradicionalmente, el lugar de las mujeres que hacían penitencia ha sido ir justamente detrás del paso porque era donde de alguna manera no molestaban, además este tipo de penitencias eran esporádicas, tal vez un año, dos como mucho (hablo en general…), salvando algunas personas que las veías detrás de algún paso un año, y otro, y otro,…pero eran pocas las personas, en su mayoría mujeres. Además, es cierto que el cirio con el que hacían penitencia les era un poco más barato que al hermano/a que salía con su túnica.
Desde un punto de vista tal vez demagógico o bien ahondando un poco en el sentimiento y la devoción de estas mujeres…, me pregunto lo siguiente: Si estas mujeres fueran detrás del tramo de cruces o bien delante de la Cruz de Guía, o bien en otra posición que no fuera detrás del paso de Cristo, ¿harían la penitencia igual que cada Jueves Santo o habría menos mujeres? ¿Entenderían una decisión de la Junta de Gobierno que las hiciera ir en otro lugar diferente en el que suelen ir? ¿Estarían preparadas estas mujeres para asumir este cambio y no montar en cólera?.
¿Qué consecuencias podría tener una decisión como ésta?. A pesar de que cada mujer tiene su historia, y un por qué de su penitencia, debería entender que también el hermano/a de túnica está haciendo penitencia.
Por lo tanto, qué punto de vista tendría más peso, ¿el humano? ¿el estético? ¿el demagógico?. El tiempo lo dirá.

6 comentarios:

Germán García dijo...

Siempre he pensado que deberían de vestirse con su túnica como cualquier hermano que desee hacer su estación de penitencia, y que fueran en su lugar correspondiente según su nº en la hdad.
Aunque, también considero que es una larga tradición el acompañamiento de numerosas mujeres tras el Señor de Arahal y no se suele ver mucho esto en otras cofradías y pueblos.
Si el día de mañana, la junta de gobierno se inclina por quitarlas de tal sitio, seguro que traerá cola y será otro tema espinoso en nuestra Semana Santa.

Hermano Juan dijo...

Yo también creo que es un tema espinoso, y que traería tela marinera como se suele decir.
A la mayoría le dices que se tienen que poner túnica....y..??

Er pena de Arahal dijo...

Como bien dices, el tiempo lo dirá.

Hermano Juan dijo...

Hermano Pena, no se si esto va a tardar mucho, ¿no crees?.
Un saludo.

Carlos Lobato dijo...

Buen blog Hermano Juan.

Sin faltar al respeto a nadie, esas mujeres lo que quieren es que el resto del pueblo las vea hacer penitencia (a las mujeres mayores les importa mucho eso "del que dirán" y en los pueblos mucho más...). Si las obligan a ponerse túnica seguro que se sentirían bastante indignadas. Por otro lado, la penitencia no debería ser exclusiva para las mujeres y cualquier hermano debería tener el derecho de ir detrás de la imagen haciendo penitencia y sin túnica, lo que llevaría a tener que establecer un orden... Lo cuál al final sería una paradoja de difícil solución...

Hermano Juan dijo...

Gracias por tu elogio amigo Carlos, sobre todo viniendo de tí que eres un manitas para esto de los blogs.
La verdad es que este es un tema que en pocos años creo que se desbordará, y tendrán que ponerle remedio.
No creo que los hombres hagan penitencia como las mujeres, detrás del paso, prefieren ir con túnica o bien de costaleros. La parte de atrás siempre fue de las mujeres, y a esta concepción creo que se puede deber el problema.